Si te marchas al extranjero ¿qué puedes hacer con tu casa?

Si te marchas al extranjero

Si estás barajando si te marchas al extranjero y eres propietario, quizás se te plantea un dilema ¿has pensado ya qué vas a hacer con tu casa? Pues no te preocupes porque hay diferentes opciones que puedes contemplar.

Vamos a desgranar algunas de ellas para que puedas escoger la que más te interesa. Mientras tanto ¡enhorabuena! Tener opciones siempre es positivo ¿no te parece?

Estancia en el extranjero larga o corta y en qué condiciones

Es posible que si te marchas al extranjero sea porque tienes ya una oferta. Normalmente, será una oportunidad acompañada de algo más. Es decir ¿qué te han ofrecido exactamente? ¿Tendrás vivienda allí?

Podemos afirmar que la cantidad de extras que incluyan será directamente proporcional a su interés por ti. Por tanto, si te ofrecen alojamiento o buenas condiciones en el contrato, cabe esperar que será para mucho tiempo.

También podría darse el caso de que fuera tu pareja y no tú quien tomó la decisión. Es decir, podrías escoger marcharte tú también y buscar fortuna.

Ambos casos suponen buenas oportunidades para echar raíces en un nuevo lugar. Lo que significa que podría tratarse de periodos largos, posiblemente años. ¿No crees que si haces el esfuerzo será para aprovecharla?

Y es que la estabilidad laboral es uno de los factores que más valoramos. Por eso, una vez fuera de casa, empieza nuestra adaptación. A veces es algo que sucede casi sin querer: hacemos nuestro el entorno que nos rodea.

Te acostumbras a otro ritmo, otras costumbres y otro ambiente en general. Así, con los años estarías integrado como uno más. Tanto tú como tu pareja. Y si tenéis hijos, todo irá más rápido.

Haz de tu país de destino tu presente y tu futuro

Mover a tu familia a un país extranjero suele ser traumático. Pero por suerte eso es algo que pronto se olvida. Al final es más la ilusión de las novedades. Poco a poco lo desconocido pasa a ser lo habitual, lo cómodo.

¿Te imaginas volver atrás? Rara vez sucede eso. Por lo que, si te marchas al extranjero, debe ser con la esperanza de una vida mejor. Con la intención de establecerte.

¿Quizás el trabajo de los sueños o la remuneración que mereces? Son cosas a las que difícilmente renunciarías. Y, si arrastras a tu pareja y a tu familia contigo, seguro que es para ofrecerles lo mejor.

Ahora asegúrate de dejar aquí todos tus asuntos resueltos. Uno de ellos será tu vivienda habitual.

¿Lo tienes claro? Pues si te marchas al extranjero no dejes cabos sueltos

Tener una propiedad en España sería un cabo suelto. Deberías confiar tu propiedad a alguien que se hiciera cargo de ella. Y aquí se nos presentan varias posibilidades.

Aunque, en el mejor de los casos, tendrías que responsabilizar a terceros. Porque ya sabes que las viviendas vacías se deterioran más rápidamente. Y si decides alquilar ¿te encargarás tú mismo de estar pendiente de todo?

Por otro lado, una vivienda supone una gran cantidad de dinero inmovilizado. Un capital del que no vas poder disponer si te surge cualquier imprevisto. Entonces ¿por qué no la vendes?

Es una forma de cerrar una etapa para poder abrir otra. Así, si te marchas al extranjero podrás disponer de liquidez para establecerte. Serás libre para escoger alquilar o comprar allí, lo que te aportará flexibilidad.

Si vendes tu vivienda hazlo bien

Olvídate de las estadísticas, de si cuesta más o menos vender una vivienda. Eso es siempre muy relativo. Los expertos en el terreno inmobiliario saben lo que tienen que hacer.

Ellos te aconsejarán a la hora de valorar tu vivienda. Podrán decirte qué hacer para acelerar su venta o para que sea más atractiva. Te ayudarán con toda la tramitación necesaria.

Verás que es sencillo si confías en los profesionales adecuados. Su experiencia estará de tu parte. Y es que vender, en estos casos es el mejor consejo que podemos darte.

El mercado inmobiliario cambio, como también cambian las leyes que lo rigen. Un periodo fuera del país podría suponer cambios que te beneficiaran o te perjudicarán ¿quieres arriesgarte? Seguro que no.

Que tu hogar no sea tu lastre

Si por fin tomas la decisión de salir de tu zona de confort ya tendrás mucho ganado. Y es que parte del éxito depende de la actitud. Quizás ahora te parezca duro, pero verás que detrás de un paso das otro.

Lo ideal sería que salieras dispuesto a todo. Por eso, el estar lastrado a una propiedad aquí en España no debería ser un freno para ti. Deja todas las inseguridades atrás y disponte a empezar de nuevo.

Si te marchas al extranjero podemos ayudarte. En Futurpiso te ofrecemos un completo asesoramiento para que valores las mejores opciones. Nosotros miraremos por tus prioridades y verás que todo será sencillo.

¡Llámanos!

 

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)