Inspección técnica de viviendas ¿has solicitado la tuya?

Las inspección técnica de viviendas es muy útil cuando pretendes comprar algún inmueble de segunda mano. Y es que es fácil identificar los materiales empleados, el estado de la vitrocerámica o el tamaño de los dormitorios.

Pero ¿qué pasa con esos problemas que no sabemos identificar o nos pasan desapercibidos?

Existen posibles contratiempos que podrían arruinar nuestra economía. Además de la incomodidad que suponen las obras y reparaciones en casa.

Es por eso que, si no conocemos el estado de un edificio o inmueble, pedir una inspección técnica de viviendas es tan útil. Y así, antes de hacer una compra, asegúrate de que pagas un precio justo.

¿En qué consiste la inspección técnica de viviendas?

Una inspección técnica de viviendas y edificios consiste en un examen concienzudo del estado del inmueble. Cuyo objeto es conocer las posibles actuaciones que se precisan según su estado de conservación.

Partiendo normalmente de la finalidad de emplear dicho inmueble como vivienda. Así, una inspección nos dirá cuál es el mantenimiento necesario. Y también qué tipo de rehabilitación se debe llevar a cabo, dado el caso.

Este examen se debe realizar por profesionales competentes y con experiencia. De esta forma detectarán los posibles problemas que deberíamos tener en cuenta.

El resultado de una inspección técnica puede traducirse en cifras. Siendo así el coste que supondría subsanar los daños localizados, si los hubiera. Además de posibles daños estructurales o que afectaran a la vida útil de la propiedad.

Dudas respecto a las inspecciones técnicas en edificios y viviendas

Hay dudas que se pueden presentar ante la posibilidad de solicitar una inspección técnica.

Por ejemplo, si es o no algo obligatoria. Y lo cierto es que eso dependerá del año de construcción de la vivienda. Siendo obligatoria la inspección si esta tiene 45 años o más. Pero en otros casos pasaría a ser voluntaria.

Existe un certificado oficial o documento que demuestra que un edificio ha pasado la inspección. Y es algo que puedes solicitar al propietario de la vivienda y al administrador de la finca en cuestión.

Su caducidad suele ser de 10 años. Pero si en el certificado se registra alguna deficiencia leve, esta puede reducirse a 6. Aunque hay excepciones y la inspección de un edificio incluye la de todas sus viviendas.

Cuando se han encontrado problemas mayores, hay que realizar inspecciones cada dos o tres años o según lo indicado por los profesionales.

Y debes tener en cuenta que ningún vecino se puede negar. Es decir, cuando la inspección es obligatoria, todos los afectados deben participar. En este caso, permitiendo el acceso de los profesionales a sus viviendas.

Tras la inspección, podrían encontrarse 4 tipos de problemas en la construcción y estado del inmueble. Estos serían leves, importantes, graves y muy graves.

Y los últimos precisan de una intervención sin demora o, si esta no posible, supondrían la declaración del edificio en ruinas. Es decir, lo sentenciarían al derribo.

Obligaciones relacionadas con la inspección técnica de viviendas

Estas son las obligaciones que te interesa conocer.

  • Tras una inspección en la que se han localizado problemas de cualquier tipo, todos los afectados deben subsanarlos.
  • Si quieres adquirir una vivienda o un edificio, que cuenta con más de 45 años desde su construcción, el propietario debe hacer una inspección. Es obligatorio pasarla, por lo tanto, puedes reclamarla.
  • La inspección es solo visual y no incluye los vicios ocultos. Por lo que no se pueden detectar problemas como la aluminosis.

Seguro que ahora lo que te gustaría saber es qué elementos se incluyen en dicha inspección. Pues bien, el profesional de la arquitectura revisará lo siguiente:

  • Si el edificio es estable y seguro.
  • Cuál es el estado de conservación de su fachada, incluidos balcones, aplacados y ornamentos, si los hubiera.
  • Cuál es el estado de la cubierta del edificio o su terraza.
  • Y las instalaciones eléctricas, la fontanería y el saneamiento.

Con esto estaría todo listo para emitir un veredicto.

En resumen

Una inspección técnica de viviendas nos aporta información respecto al estado de un inmueble. Además de sus posibles reparaciones o rehabilitaciones, así como la urgencia de las mismas.

Como ves, si pretendes adquirir un edificio o una vivienda que pasa de las 4 décadas de vida, necesitas cierta información adicional. De esta forma sabrás si, tras la compra, habrá otros gastos que tendrás que afrontar.

No obstante, en Futurpiso conocemos todos los detalles que te interesan. Así podremos ayudarte a tomar la mejor decisión para tu caso. ¿Tienes alguna duda? Ven a vernos y estudiaremos tus posibilidades.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)