Cuando compras una vivienda ¿cuál es el precio de verdad?

Cuando compras una vivienda a veces te sorprenden costes que no esperaba. Además, desde junio de 2019 hay gastos que han cambiado. Antes eran responsabilidad del comprador y ahora es el banco el que paga.

Entonces ¿qué previsión hay que tener cuando compras una vivienda nueva? Seguro que has oído decir eso de disponer de al menos el 10 o 15 % de su valor en ahorros. Bien. Ahora veremos en qué se va ese porcentaje.

También habrá ciertas diferencias si hablamos de un inmueble nuevo o de segunda mano. Así, sea cual sea el piso que te robe el corazón, sabrás todo lo que hay que hacer.

Gastos que han cambiado de pagador

Hasta hace unos meses, cuando comprabas una vivienda, tenías que asumir ciertos gastos. Todos hacíamos números contando con la tasación, el registro, la notaría o los gastos de gestión.

Unas cifras que variaban ligeramente de una comunidad a otra o de unos profesionales a otros. Pero no eran grandes cifras y podíamos solventarlas con facilidad.

La tasación de un inmueble suele estar entre 250 y 600 €. Un gasto que sigue recayendo sobre el comprador y que es imprescindible para adquirir la propiedad. Aquí conoceremos su estado al completo y de forma detallada.

Y, por otro lado, estaría el IVA de la vivienda. Una cifra que puede variar de unas Comunidades Autónomas a otras. No obstante, en la Comunidad Valenciana se sitúa en el 10 %.

Asegúrate, si te interesas por una vivienda de obra nueva, de que el IVA está incluido en el precio. Pues este porcentaje sí que podría suponer un desembolso interesante.

Por ejemplo, para una vivienda de unos 170.000 € sin el IVA incluido, este sumaría 17.000 € más a ese capital. Lo que significa que su valor de venta sería 187.000 €. Así que no olvides preguntar este dato.

Gastos que ya no asumes cuando compras una vivienda

Tal y como comentábamos antes, desde junio de este año, tus responsabilidades han cambiado. Ahora parte de los gastos de compra venta los asume la entidad bancaria. Por eso te interesa saber cuáles son.

La escritura notarial es uno de esos gastos que asumen los bancos. Por lo que no debemos preocuparnos por su valor. Podría rondar los 700 €, según casos o pasar de los 1.000. Así que es una buena noticia.

La inscripción en el registro de la propiedad cuesta de media unos 500 €. Pero también es un capital que ya no tendrás que desembolsar. De nuevo recae sobre el banco.

Por lo tanto, tus gastos se resumen en el impuesto de actos jurídicos documentados y la tasación. Además del coste de la vivienda.

Diferencias entre una vivienda de nueva construcción y una de segunda mano

Ese impuesto de actos jurídicos documentados se traduce en dos opciones.

  • Obra nueva. Ese impuesto se trata del IVA que explicamos en líneas anteriores. Aunque en las viviendas de protección oficial, el IVA no es del 10 % sino del 4.
  • Vivienda usada. En este caso se refiere al impuesto de transmisiones patrimoniales. Se trata de un porcentaje que varía según la región en la que te encuentres. Y en la Comunidad Valenciana es de un 10 %. Por lo tanto, se equipara al IVA.

En principio, no deberían haber más diferencias de un tipo de operación a otra. Pero ante la duda, consultanos cualquier cosa que te surja.

Un profesional API (Agente de la Propiedad Inmobiliaria)conoce todos los detalles de cada operación. Velará por tus intereses y mediará, si fuera necesario, porque todo vaya bien.

Un ejemplo real de las cifras de compra venta de un piso nuevo en la Comunidad Valenciana

Pongamos que has escogido un piso que tiene un valor de 170.000 € más IVA. Es decir, el precio final que deberíamos pagar son 187.000 € por nuestro futuro hogar.

La tasación nos cuesta otros 400 €, con lo que sumado al total serían 187.400 €.

Y el banco pagaría 950 € de la notaría, 500 € del registro de la propiedad y otros 400 de gastos de gestión. En total 1.850 € que asumiría la entidad financiera.

Si quisieras pedir una hipoteca debes calcular el porcentaje mínimo de ahorros que te pedirán. Eso es porque, por lo general, solo puedes solicitar el 80 % del valor del piso.

Para hacer este cálculo deberíamos excluir los 400 € de la tasación. Ya que no forman parte del precio de la vivienda que quieres adquirir. Ese 80 % son exactamente 149.600 € en nuestro supuesto.

Por lo que, finalmente, deberías contar con unos ahorros de 37.400 € para que la operación fuera viable.

Por suerte, existen numerosos productos y fórmulas financieras para ayudarte a ahorrar ese capital y poder así afrontar tu parte de los gastos.

Ya sabes que, cuando compras una vivienda, sea nueva o de segunda mano, debes informarte bien de todos los gastos que eso supondrá. Confía en un API experimentado y estrena vida nueva.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Descárgate GRATIS nuestra guía

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)