¿Cómo realizar la limpieza de tu casa más efectiva?

La limpieza de tu casa es fundamental si quieres que tenga buen aspecto. El problema viene cuando hay que mantenerla limpia, pero tú sigues viviendo en ella.

Todo un reto que te ayudaremos a resolver ¿quieres vender? Limpiemos.

Las zonas más importantes

Si hablamos de la limpieza de tu casa, para venderla antes, recuerda que son los baños y la cocina lo más importante. Asegúrate de que dispones de productos antical y antigrasa en abundancia.

Vierte cal en toda la grifería hasta que luzca como nueva. Y el teléfono de la ducha debe estar perfecto. Si no es así cámbialo. Los hay bastante económicos y mejora mucho el conjunto.

Los bordes de la ducha o la bañera, junto con la mampara (si la hay), no pueden ser los grandes olvidados. Dedica tiempo para que no se te escape nada.

La silicona del borde de la bañera también se puede sustituir para un acabado como nuevo. Así que si está muy deteriorada ni te lo pienses ¡fuera! Y no te olvides de los sanitarios.

En la cocina debes asegurarte de que los azulejos de las paredes no estén pegajosos. Limpia con desengrasante la campana extractora y revisa las tuberías, los senos y la grifería.

Vamos a hacer una revisión previa antes de recibir visitas

Echa un vistazo a todas las estancias y revisa el orden ¿tienes bastante espacio de almacenaje como para que todo quede en su sitio? ¿Qué tal aspecto tiene la decoración en general? ¿Hay marcas en las paredes?

En esta primera revisión, antes de realizar la limpieza de tu casa, debes tomar decisiones. Piensa si tienes que tirar algún objeto, pintar o reparar alguna cosa.

Si tu vivienda se ve un poco envejecida o desmejorada quizás tengas que invertir un poco. Normalmente se calcula que las inversiones en mejoras tienen un buen retorno en el precio de venta.

Es decir, que si gastas un 5 % de su precio previamente, después podrás subir un 10 % el precio de venta. Pero eso es decisión de cada uno y no tiene porqué ser así exactamente.

No te quedes solo en lo superficial

Una vez hayas terminado con la limpieza de tu casa y barrido y fregado todas las estancia, plantéate el siguiente paso. Tal y como decíamos antes, hacer una pequeña inversión podría ser muy interesante y agilizar las cosas.

Por ejemplo, cuando tu casa está muy personalizada (colores de paredes oscuros o un estilo muy marcado). En este caso deberías buscar un ambiente más neutro, quizás sea suficiente pintar las paredes blancas o en tonos suaves.

Cambia las cortinas, añade alguna alfombra o cojines y despeja el espacio. Si tienes muchos muebles, estantes o una decoración recargada, busca la forma de reducirlo a la mitad.

Busca tonos que puedan combinar, como el rosa y el gris; azul y beige o verde con arena. Añade un toque de vegetación, aunque sea artificial o pequeñas plantas.

Enciende también todas las lámparas y sustituye las bombillas que no funcionen.

Si puedes permitirte estos pequeños detalles verás que el resultado es mucho mejor. Así la venta será más rápida.

¿Sabes lo que es el home staging?

Es un concepto que poco a poco se está implantando en España. Se trata de “maquillar” las viviendas para que se vendan antes. Por ejemplo, con todos los cambios que hemos sugerido en el apartado anterior.

Pero también se incluyen los muebles. Se emplean algunos de alquiler que se devuelven tras la venta. Además de todo tipo de objetos para que el resultado sea una casa de revista.

Es una opción que puedes barajar. Y si necesitas guardar tus pertenencias temporalmente siempre podrías alquilar un pequeño trastero.

En el home staging se suele contemplar todo, incluso los textiles. Además de realizar la limpieza de tu casa, se pinta lo necesario y se vacía. Cualquier mueble o pieza anticuada se retira y sustituye.

Este tipo de “interiorismo de escaparate” es todo un arte y está profesionalizado en otros países. De esta forma garantizan que la venta sea en tiempo récord.

Que realizar la limpieza de tu casa no pueda contigo

Si te ves abrumado o abrumada por estas tareas haz números. Calcula el margen que puedes destinar a vender tu vivienda cuanto antes y contrata a profesionales para hacerlo.

Tanto la parte de la limpieza como el aseo posterior es algo en lo que pueden ayudarte. No obstante, mientras sigas viviendo en ella deberás hacer lo posible por mantenerla.

Procura no tener ropa usada o tendida si tienes visitas. Tampoco dejes nada sucio en la cocina o a la vista. Repasa cada día todas las habitaciones para asegurarte de que sigue como recién limpiada. Al final lo convertirás en rutina.

Si no estás seguro o segura de que la limpieza de tu casa sea suficiente para mostrar tu casa a compradores, consulta a tu agente API de confianza. Él sabrá recomendarte las acciones más convenientes.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)