¿Qué es el IBI y cuáles pueden ser las consecuencias por no pagarlo?

¿Qué es el IBI y cuáles pueden ser las consecuencias por no pagarlo?

El IBI es el Impuesto de Bienes Inmuebles. Hay que pagarlo una vez al año cuando se posee una propiedad inmobiliaria de cualquier tipo (también locales o garajes) y a partir de su compra.

Aunque, lo más habitual, es que el primer año se haga cargo la parte vendedora. Dicho impuesto lo recauda el ayuntamiento y es obligatorio. Se debe pagar con independencia del uso que se le dé a la propiedad.

Su importe varía de unas localidades a otras. También es posible que un mismo ayuntamiento lo cambie de un año a otro. Al fin y al cabo, este tipo de impuestos son una de sus fuentes principales de ingresos.

Por otro lado, cada localidad puede establecer costes diferentes según el barrio o la ubicación del inmueble. Por ejemplo, los barrios más céntricos o los considerados residenciales, tributan de forma diferente.

¿Cómo se calcula el importe a pagar de IBI?

Uno de los parámetros que se tienen en cuenta para calcular el IBI es el valor catastral de la propiedad. Por eso las zonas con viviendas de lujo, como las urbanizaciones, tienen que satisfacer un IBI mayor que en otras áreas.

Ahí se consideraría el valor o coste del suelo y también el del edificio o la construcción. Otra consideración es el número de habitantes de la localidad. De esta forma, un pequeño pueblo cobrará menos que una capital.

No obstante, el dinero se destina íntegro al ayuntamiento. Por lo que deberían reinvertir parte del mismo en mantenimiento de la calzada, las aceras, el alumbrado público o el alcantarillado.

Por otro lado, existen una serie de requisitos por los que un propietario podría librarse de este impuesto. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Cuando el local está destinado a un uso social en exclusiva.
  • Si pertenece a la iglesia, a la Comunidad Autónoma, al Estado o a cualquier entidad local.
  • Si pertenece a alguna asociación que así lo tenga acordado con el ayuntamiento.
  • Cuando su uso está destinado a los miembros de la Cruz Roja.
  • Cuando su uso está destinado a embajadas gobiernos de otros países y otros organismos oficiales.
  • Si se trata de un lugar de interés cultural o que se declara monumento.

¿En qué casos se tiene un IBI bonificado?

Hay propietarios que perciben una ligera bonificación o rebaja considerable en el impuesto por su propiedad. Esto sucede en los casos que te contamos a continuación:

  • Cuando tu vivienda es de VPO (Protección Oficial). En estos casos se paga hasta un 50 % menos de IBI que en el resto de viviendas vecinas. Aunque esta bonificación solo se aplica durante los tres primeros años tras la compra del inmueble.
  • Cuando se trata de una propiedad considerada rústica y pertenece a alguna cooperativa de origen agrario. En estos casos solo tienen que abonar el 5 % del total que les pudiera corresponder.
  • También existen casos particulares que se consideran diferentes o bonificaciones para fomentar ciertos canales. Cómo aplicar pequeños descuentos si los pagos están domiciliados.

¿Y qué pasa si no pagas el IBI?

Como su carácter es obligatorio, existen penalizaciones por retrasos o impagos. Lo que significa que te puede salir más caro el despiste o el incumplimiento.

Si solo se trata de un retraso, es decir, si se te pasa la fecha de pago, te aplicarían un porcentaje. Este suele ser de un 5 % del total. Con lo que tendrás que pagar el IBI completo más este porcentaje.

Pero cuidado porque si el retraso es mayor a unos días la cosa se complica. El ayuntamiento podría multarte por el impago e incrementar la penalización hasta un 20 % del total.

Por otro lado, el consistorio tiene potestad para embargarte el capital pendiente de pago de tu cuenta bancaria. Incluso embargarte también tus bienes, dado el caso.

Aunque en estos casos más graves tendrías un margen para ponerte al día que llegaría hasta los 4 años. Es decir, te ofrece un margen suficiente y mientras la deuda sigue aumentando.

Como ves, el IBI supone una obligación que hay que satisfacer lo antes posible. Mejor si lo haces durante el periodo voluntario. Normalmente a principios de año.

Infórmate de la posibilidad de conseguir alguna bonificación y cómo hacerlo. Y, si necesitas cualquier otra información, acude a Futurpiso ¡estaremos encantados de ayudarte!

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)