Cómo poner un piso a la venta

Ha llegado el momento de poner un piso a la venta, así que ¿por dónde empiezas? Grosso modo, tendrás que hacer un poquito de investigación previa. Después preparas tu vivienda, la señalizas y firmas la venta.

Dicho así no parece que sea algo complejo ¿verdad? Bueno, pues para que no te falte detalle, vamos a desarrollar cada una de esas cuatro partes. Así tendrás toda la información que necesitas para conseguir lo que quieres.

Empieza por la investigación previa

Tómatelo con calma. Quieres vender y cuanto antes mejor, así que vamos a evitar cometer error dedicando tiempo a la investigación. Porque es importante que tu precio de venta no esté fuera de mercado.

Además, debes ser consciente de lo que estás ofreciendo. Si el barrio dispone de servicios básicos, si está bien comunicado y cuál es su proyección.

Ya que habrá gente que querrá comprar para vivir o para hacer negocio. Por eso querrán enterarse de la demanda que existe en la zona. También si hay algún tipo de proyecto a futuro por parte del ayuntamiento.

Es muy posibles que las visitas que reciba tu vivienda ya lleven todo esto estudiado, así que intenta hacer lo mismo. Y fíjate también en el precio medio del metro cuadrado para estimar el valor de tu piso.

Podrás redondear al alza si tu vivienda está bastante nueva o reformada. Detalles como si dispone de balcón o terraza, aire acondicionado o calefacción. O el estado de la finca. Esas cosas que le aportarían valor.

Habla con algún vecino o mira en los portales inmobiliarios para tener una idea más clara. Pero trata de ser coherente. Es verdad que para nosotros una casa puede tener mucho valor, pero no podemos tasar los sentimientos.

Prepara a conciencia tu piso para ponerlo a la venta

Esta es la parte más importante. Piensa que, cuando entren los posibles compradores a la vivienda, deben querer imaginarse habitándola. Por eso debes prepararla para que la vean.

Nunca dejes dentro basura, muebles rotos y restos viejos. Tampoco deben ver tu piso cargado de polvo o tan sucio que no distingan el color del suelo. Esto no te va a ayudar en nada a venderlo.

Es mejor que llames a alguna empresa que lo vacíe y lo limpies a conciencia. Incluso podrías poner algún ambientador si lo has tenido tiempo cerrado para que estar en él sea agradable.

Si tiene muy mal aspecto o las paredes están deterioradas, sería interesante que puedas pintarlo. Una mano de pintura para que el resultado sea más apetecible.

A los muebles del baño, por ejemplo, podrías cambiarles los pomos para renovar su aspecto. Aunque nuestra recomendación es que no lo pongas a venta vacío del todo. Pero eso es algo que a veces no se puede elegir.

En otros países existen tiendas de alquiler de muebles para estos casos. Esto es así porque los pisos amueblados se venden muchísimo antes. Aunque supongo que entenderás que no vale cualquier mueble.

Trata de ser crítica con el resultado o llama a alguna amiga para que te ayude. Echad un vistazo al piso para revisar su aspecto final y si le pondríais o le quitaríais algo.

El siguiente paso para poner un piso a la venta sería publicarlo

Escoge uno o más portales inmobiliarios que dispongan de oferta por tu zona. Normalmente, los particulares pueden publicar una vivienda de forma gratuita.

Es importante que hagas buenas fotos y muchas, cuantas más mejor. Del piso, de las vistas, del acceso a la vivienda o a la finca… Mira en el Google Maps o Google Earth cómo se verían los alrededores.

Si te parece que te beneficia puedes también hacer una captura y añadirla. Pero que se vean los comercios, los colegios, las zonas verdes y los accesos con los que cuenta.

Busca también un arquitecto técnico que tramite el certificado energético. Ya sabes que para vender es obligatorio. Y tendrás que poner la letra resultante del estudio.

Recuerda que debes estar disponible para visitas. Mejor durante el día para que se aprecie la luz que recibe la vivienda. Y siempre con un contrato de reserva o de arras preparado por si acaso.

¿Preparados para la venta?

Ya solo queda el último paso tras poner un piso a la venta. Pero quizás necesites más cosas para llegar a él. Recuerda que tras firmar el contrato de arras hay que marcar una fecha límite para la firma de escrituras.

No obstante, antes de eso podrían pedirte o deberían hacerlo, una nota simple. Así los compradores sabrán si la vivienda está libre de cargas. Lo que significa que, si tienes hipoteca, debes solucionarlo.

Bien la liquidas y acudes al registro de la propiedad con el justificante para que eliminen la carga de tu piso. O bien lo añades en el contrato previo como parte de tu responsabilidad a liquidar en el momento de la firma.

Llegados a este punto solo nos queda recomendarte que cuentes con profesionales de confianza. En Futurpiso defenderemos tus intereses y te ayudaremos en casa paso. No dudes en acudir a consultarnos lo que necesites.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)