¿Cómo formarse como agente inmobiliario?

Son muchos quienes se preguntan sobre cuáles son los pasos para formarse como agente inmobiliario. Y es que hablamos de una profesión compleja y que precisa de múltiples conocimientos.

Las ventas de inmuebles de hoy en día se apoyan en múltipes parámetros. Porque es verdad que la tecnología ha avanzado mucho para facilitarnos el acceso a más clientes y de manera más rápida.

Aunque esta tecnología debe apoyerse en otros pilares igual o más importantes.

¿Qué necesitas para formarte como agente inmobiliario?

El servicio del agente inmobiliario es una función profesional cada vez más solicitada por las empresas. Y para serlo es importante sentir motivación.

Existen agentes inmobiliarios independientes y autónomos, que trabajan en su propio comercio. Y también los que lo hacen en franquicias o agencias inmobiliarias, es decir, para terceros.

En cualquier caso, necesitarás una formación competente para ser un referente en el sector. Porque los clientes deben percibir ciertas garantías para confiar en un profesional y dejarse asesorar.

Cosas básicas si quieres cerrar operaciones rentables y cumplir con la función principal que se espera de un API.

Vamos a ver esos conocimientos y habilidades para destacar entre los miles de agentes inmobiliarios que hay en el sector.

  • Ser proactivo: si has participado en el sector comercial, sabes que es necesario ser proactivo para destacar de manera más fácil. No dejes que las oportunidades lleguen a ti, sal tú mismo a buscarlas. Anticípate, prepárate, investiga y estudia las tendencias y movimientos del mercado.
  • Ser productivo: porque ser un agente inmobiliario significa que debes estar pendiente de mil cosas al mismo tiempo. Ya sean llamadas, visitas, gestión de cartera, publicidad y formación. La organización es muy importante y los detalles marcan la diferencia.
  • Buen negociador. El sector de inmuebles no está hecho para personas rígidas; no debes imponer tu opinión por encima de las demás. Un requisito indispensable es tener una capacidad para negociar, tanto el precio como las condiciones, con la parte interesada. Esto no significa que debas acceder a todas las peticiones del cliente. Un buen negociador no siempre es el que gana, al contrario, es el que sabe cuándo ceder condiciones. Y otra opción es saber ofrecer un equilibrio entre lo que cedes y lo que no es negociable.
  • Conocimientos financieros. Un profesional API debe manejar términos como hipoteca inversa, euríbor o interés variable. Ya que es necesario contemplar las variables económicas para asesorar a un cliente. Entenderlas y poder ofrecer alternativas o recomendaciones que garanticen la viabilidad de cada operación.
  • Conocimientos de marketing online. ¿Qué tipo de inmuebles les interesan a los clientes que buscan en Internet? ¿Cómo puedes llegar a tu público objetivo en redes sociales? Conocer estrategias de marketing online, medios y herramientas a tu alcance es la mejor manera de saber la respuesta a estas interrogantes.

Otras cosas importantes para ser API

Ahora bien, un agente inmobiliario también debe tener estudios que completen toda esa organización y esfuerzo. Consulta los servicios de formación inmobiliaria que se ofrecen y valora su contenido educativo.

Ya que, como hemos visto, existe una serie de requisitos no limitativos para ejercer en este sector de manera independiente:

  • Haber realizado un curso o certificación como agente inmobiliario API.
  • Estudiar el mercado, tendencias, cambios y a tus clientes potenciales.
  • Elaborar un plan de negocio y promoción. El cómo, dónde y a quién puede ser un buen punto de partida.
  • Especializarte en un área específica de trabajo. Como hogares para familias, vivienda vacacional ¡hay multitud de opciones y enfoques!
  • Conocer las disposiciones legales que conlleva las funciones del agente inmobiliario. Saber los requisitos legales de los contratos de compraventa, los contratos de arras, las notas simples, las escrituras, tipos de compraventas y otras operaciones relacionadas con herencias y cualquier otro pormenor.

Aunque no es imprescindible, tener una formación específica en el sector del inmueble, es la forma de obtener mejores resultados. Es decir, si te interesa ejercer, puedes optar por un curso de agente inmobiliario.

En la mayor parte de los casos, no necesitas cumplir con algún requisito previo. Además, si posees un título universitario puedes expandir tus conocimientos con una maestría.

Verás que, si te formas como agente inmobiliario, te será más fácil crecer profesionalmente. Apuesta por ti y apuesta por los profesionales mejor preparados. En RK FUTURPISO apostamos por la formación de nuestros agentes, puedes ver todos los servicios que ofrecemos a los futuros agentes inmobiliarios de nuestra agencia.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)