5 factores clave para elegir el precio de venta de tu vivienda

Conocer esos cinco factores clave es una gran ventaja competitiva. Porque así puedes estimar un precio más justo que agilice la venta de tu vivienda. Aunque también, podrías valorar de qué forma mejorar esos cinco factores para aumentar su valor ¿no te parece?

Ambas opciones te ofrecen una mayor tranquilidad, ya que te brindan una información privilegiada. De esta forma tomás decisiones es mucho más sencillo y efectivo. Sin duda algo que nos interesa a todos. Vamos a verlos.

Factor 1: la ubicación y el mercado

Uno de los factores clave a la hora de tasar una vivienda es su ubicación. El barrio, los servicios y su proyección son importantes. Pero también las viviendas del entorno o la media adquisitiva de los vecinos.

Los accesos de que dispone el barrio, las zonas verdes y los centros educativos con los que cuenta. Y es que no es lo mismo vivir en un lugar que en otro y es fácil que los precios varíen en atención a cada uno de estos detalles.

Imagina que en el contexto más inmediato de tu vivienda hubiera numerosos pisos en venta. ¿Te has fijado alguna vez en este fenómeno? Este sin duda es un factor negativo. Porque, cuando hay tanta oferta, los precios empiezan a bajar.

Por eso, uno de los primeros pasos a la hora de vender o comprar un piso, es ojear sus alrededores.

Factor 2: el estado general de conservación de la vivienda

Esto es fácil de comprender. Porque no cabe duda de que una vivienda más antigua podría ocasionar más gastos. Tanto por reparaciones como por mantenimiento.

Elementos como la instalación eléctrica tienen una vida útil limitada. Pero también las viviendas más antiguas están en fincas antiguas, lo que deriva en derramas o más reparaciones.

No obstante, si se han ido haciendo reformas regulares, tanto en la vivienda como en el edificio, la cosa cambia. Por eso es bueno, esa lavada de cara previa a la venta de una vivienda.

Un poco de maquillaje puede evitar esos pensamientos más pesimistas de quien tiene interés por adquirirla.

Factor 3: la distribución de la vivienda

En innegable que, de un tiempo a esta parte, los estilos de diseño y distribución de las viviendas han cambiado mucho. Nada que ver aquellos espacios cerrados y opacos de antaño con los conceptos abiertos que vemos ahora.

Hace varias décadas era común que las viviendas tuvieran recibidores cerrados y largos pasillos. Metros cuadrados inservibles que ahora se evitan a toda costa.

Tampoco el hecho de tener las habitaciones rodeando la sala de estar era demasiado práctico. Sobre todo cuando había niños en casa, porque dificultaba un descanso tranquilo y silencioso para los pequeños.

Además, hace unos años era común cerrar los balcones para darle un poco más de suelo a los salones adjuntos ¡y ahora sería impensable! Ya que vemos que existe una clara tendencia en la compra de viviendas con balcones y terrazas abiertos.

Factor 4: la luz natural como protagonista

Que los compradores prefieran viviendas luminosas no solo se debe a las constantes subidas en las facturas energéticas. También es una gran ventaja que afecta incluso al estado de ánimo.

Y es que a nadie le gustaría vivir en una cueva si pudiera elegir. Por eso las cortinas son cada vez más ligeras y translúcidas. Porque la luz natural da mucha vida a un hogar y los que los habitan. Además de ser sana y saludable.

Factor 5: superficie, orientación y comunidad

Aquí podríamos valorar tres opciones, porque cualquiera de ellas podría ser determinante para según qué tipo de comprador. Y una de ellas es la superficie.

Esto pasa con los compradores más exigentes o que ya han tenido una casa en propiedad antes. Sin duda saben qué es exactamente lo que quieren. Por ejemplo, en el caso de una familia numerosa la cantidad de dormitorios sería determinante.

Pero también si se trata de un matrimonio de mediana edad que aprovecha que sus hijos ya hacen su vida para cambiar de aires. Es por eso que el factor  superficie tenía que estar entre los decisivos.

Por lo mismo que el la orientación puede ser decisiva para unos u otros interesados. Como en el caso de las personas que hacen gran parte de la vida en el interior de la vivienda. Bien porque trabajan desde casa o bien porque no lo hacen.

Por eso buscarán opciones muy concretas y descartarán otras sin dudarlo. Asimismo, añadiríamos la comunidad. Porque en los últimos meses, este factor está ganando fuerza entre los compradores.

Y aquí son las comunidades con piscina y zonas deportivas o sociales las que se llevan la palma. Posiblemente por los últimos acontecimientos vividos pero, para muchos, este se ha convertido en un elemento indispensable para la compra.

En cualquier caso, en INMOBILIARIA RK Futurpiso de PAIPORTA podemos ayudarte a encontrar el hogar que necesitas. Ven a vernos y nos pondremos en marcha.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)