Cómo afecta el impuesto de sucesiones y donaciones al vender mi casa

Cuando vendes una casa hay impuestos que debes asumir. Ambas partes tendrán que afrontar algún que otro gasto, aunque sean mínimos. Pero la duda viene cuando se trata de vender una vivienda que has heredado.

Lo que implica el impuesto de sucesiones y donaciones

Cuando heredas una vivienda, tras la muerte de un familiar o persona cercana, tienes que asumir un impuesto. Éste dependerá de la Comunidad Autónoma en la que residas  y supondrá un porcentaje del valor.

Por lo tanto, según ese valor, deberás abonar una tasa de entre el 7,65 y el 34 % de su valor. A mayor valor de tasación, mayor porcentaje tendrás que satisfacer.

Eso sí, es importante que pagues ese impuesto dentro de los 6 meses siguientes. La buena noticia es que hay una serie de factores que lo hacen variar y a los que puedes acogerte.

Por ejemplo, algún tipo de deducción por vínculo con el difunto o parentesco. Eso podría cambiar ciertas cosas. Consulta las excepciones que contempla tu Comunidad Autónoma.

Prorroga ese impuesto todo lo posible

Otro de los secretos es la posibilidad de prorrogar ese impuesto sobre el inmueble que acabas de heredar. Para eso, tendrás que acudir a solicitarlo a la Agencia Tributaria. Pero solo en los 5 primeros meses tras la herencia.

Si te la conceden, sumarías otros 6 meses. Así en total tendrías un año entero para abonar las tasas correspondientes. Aunque esto tiene letra pequeña, ya que te aplicarán intereses de demora.

Dichos intereses se sumarán al total del impuesto que tienes que pagar. Pero cambian cada año, ya que deben ser aprobados por el Estado. Así que solo podemos darte pistas. Otros años han rondado el 4 %.

Vamos con un ejemplo más gráfico. Supongamos que heredas una propiedad de 50.000 € y el impuesto de sucesión es del 10 %. Esto significa que tendrás que abonar 5.000 € en concepto de impuesto de sucesiones.

Pero, si pides una prórroga, tendrás que sumarle otro 4 %. Es decir, otros 200 €. Así el total que tendrás que abonar (1 año después) será de 5.200 €. Aunque este porcentaje final es orientativo.

Y ahora veamos cómo vender esa casa

Primero debes tener clara una cosa: sólo tendrás beneficios fiscales si la vendes dentro de los 6 meses siguientes a heredarla. Pero para eso debe estar antes a tu n0mbre. Veamos los pasos a seguir.

Tienes que formalizar la herencia. Lo que implica ir a la notaría para aceptarla y firmar la adjudicación. Esto es suficiente para proceder al cambio de nombre. Y el notario te resolverá cualquier duda al respecto.

Cuando la escritura se formalice y ya la tengas a tu nombre, tendrás que ir a Hacienda. Allí presentarás el impuesto de sucesiones y donaciones. Solo presentarlo y ya sabes que tendrás un plazo para abonarlo.

En tercer lugar toca pagar la plusvalía. Esta tasa está relacionada con lo que ha podido aumentar el valor del inmueble desde que se compró hasta ahora. Y ese aumento de su valor dará lugar a otro porcentaje.

La plusvalía se presenta en el ayuntamiento y varía de unos consistorios a otros. Si quieres salir de dudas, puedes acudir primero a preguntar. Seguramente necesitarás una tasación actual de la vivienda.

Con todos estos pasos ya solventados, solo falta inscribir tu nueva vivienda. Esto podrás hacerlo en el registro de la propiedad. Et voilà ya tendrás una nueva casa entre tus bienes terrenales.

Ya puedes vender tu vivienda heredada

Vender lo antes posible te beneficiará. Eso siempre que tengas claro que no vas a quedarte con la propiedad. Y suponiendo que no haya más herederos con los que debas ponerte de acuerdo.

Algunos de los impuestos anteriormente citados podrías evitarlos si vendes antes de 6 meses. Pero si los abonas igualmente, podrías solicitar que te fueran devueltos esos pagos.

Incluso podrías vender la casa antes de abonar el impuesto de sucesiones. Siempre que cumplas el plazo acordado. Ya sabes que dentro de ese margen tú escoges en qué momento lo pagas.

Este trámite deberías consultarlo con tu asesor inmobiliario de confianza. Y así hacerlo constar en el contrato de compraventa. Ya que esa carga te corresponde tras la herencia.

Por otro lado, dispondrás de documentos actualizados, como la tasación ¡aprovéchalo! Compártelos con tu inmobiliaria de confianza y sabrán orientarte hacia lo que más te interese.

Vender una casa heredada y liquidar el impuesto de sucesiones es más económico si se hace pronto

Recuerda que vas a tener 6 meses desde el fallecimiento hasta el abono de las tasas. Y si vendes dentro de ese plazo ahorrarás mucho dinero. Razón de más para ponerte manos a la obra.

Y otra buena noticia es que ahora te ahorrarás los gastos del gestor en la venta. Corre y ponte en manos de profesionales para que todo salga perfecto. ¡Podemos ayudarte!

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

HOLA

Te encuentras en unos de estos casos. 

Vende tu casa y gana hasta un 14% más con nosotros

Te llamamos sin compromiso (y sin atosigarte, tranquil@)